sábado, 24 de junio de 2017

Numerología: El significado del número 8

                               Numerología: El significado del número 8


                                   Imagen relacionada


Se dice que la octava carta del Tarot es La Fuerza. Que es representada por un león, simbolizando una fuerza realizadora, controlada por la mujer (el alma) mediante la suavidad y el amor. En el sentido más elevado se trata de la inocencia que domina al primitivismo. El octavo cuerpo espiritual es el pránico, que representa la energía curativa y simboliza la cualidad de la pureza. Su frase clave es “el finito hacia el infinito” (disciplina, paciencia, responsabilidad, cautela, ejecución, seguridad financiera).

Perfil dominante: nadie tan bueno en asuntos de economía como una persona con vibración ocho. Los ocho son responsables hasta la exageración, casi invariablemente dignos de confianza, pacientes, muy disciplinados y también introvertidos, poco demostrativos de sus sentimientos. Casi no se dan permiso de disfrutar las diversiones, pero suelen ser generosos y cálidos con las personas a las que aman. Su punto débil es el orgullo. En los sentimientos no conocen medias tintas, son capaces de amar y de odiar incondicionalmente.

Ocho en Alma: entre los ocho hay mucho sanadores autodidactas. Su alma tiene la capacidad para penetrar en los niveles más profundos de vibración en sí misma y en otras personas. Dentro de su ser persiste una inquietud inconsciente por ampliar su visión del mundo y del cosmos, hasta alcanzar la Conciencia Impersonal.

Ocho en Personalidad: se intensifican sus aptitudes para la sanación, muchos de ellos destacando como médicos, sanadores de medicina alternativa o terapeutas. Tienden a exagerar el interés por lo laboral y agotar sus resistencias físicas. Pero al mismo tiempo, poseen una admirable capacidad de recuperación que los demás números no tienen. Podría decirse que tienen un cargador de baterías invisible del que siempre echan mano.

Ocho en Regalo: es un triunfador que se ha curtido en hazañas, por lo que ahora suele emprender muchas cosas y ser tenaz hasta lograrlas. Su regalo es la fe en todo lo que realiza y esta fe es contagiosa.

Ocho en Destino: persona de notable empuje, si acaso algo lo atemoriza tiene una gran sangre fría parta trascender el miedo, pues las experiencias pasadas le han dado una fortaleza muy ganada a pulso.

Ocho en Misión: necesita convencerse de que sus facultades no son gratuitas y de que a través de ellas puede entrar en sintonía con las fuerzas más bellas y positivas del cosmos; desanclarse del pasado y aprovechar sus cualidades para convertirse en un maestro en cualquier área que elija

El Amor y el Dinero… éstas son las dos vibraciones más fuertes en la vida de los nacidos en OCHO, y su camino oscilará entre una cosa o la otra… Como una broma del destino, cuando tengan Amor, no dispondrán de dinero para vivir intensamente y por la contra, cuando su situación económica se lo permita, no tendrán Amor con quien gastarlo…

En la parcela del Amor, crecen y llegan a la madurez sin saber dar ni recibir amor. Otro de los números que dotan de cierta frialdad a la apariencia de la persona, que se muestra, insisto en que sólo en apariencia, rígidos, serios y fríos. Eso de los mimos y las carantoñas no va con ellos, aunque bien que necesitan ser queridos y amados.
Siempre se sentirán faltos de Amor, o que nunca reciben suficiente, tienen que dejarse querer… No sólo hablamos de Amor en Pareja, sino Amor familiar, social, a los hijos…

Por otro lado, están dotados de una gran capacidad para las Finanzas, no deben ser trabajadores a cuenta Ajena, sino Propia, pues en ésta vibración vienen los mejores empresarios y autónomos.

Tienen gran capacidad para ganar dinero, deben trabajarse la generosidad y no tener miedo a perder, pues en ocasiones la vida nos quita aquello que no queremos que se vaya… trabajarse el desapego es fundamental, aunque resulte mucho más sencillo decirlo que hacerlo. Así que deberán montar sus propios negocios y probar suerte en inversiones, siempre sin un miedo excesivo a perder, pues es así como seguramente más ganarán.


Deben trabajarse la capacidad de Amor a los demás, tal y como son, sin quererlos manipular ni doblegar, y por supuesto y en primer lugar, el amor a sí mismos, lo cual les protegerá de acabar viviendo relaciones de dependencia por no estar solos, estancadas, monótonas, que no les permiten desarrollarse como personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario